Niño que mirar con prismáticos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Qué mirar antes de abrir una cuenta?

Analizamos los detalles a mirar de las cuentas personales.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Abrir una cuenta bancaria es uno de los procesos más comunes en los bancos, suelen ser procesos rápidos y sin demasiada letra pequeña. Hoy te contamos qué debes de tener en cuenta cuando vayas a abrir tu próxima cuenta personal.
Los bancos ofrecen normalmente distintos tipos de cuentas personales, las cuales se pueden agrupar en tres grupos: Cuentas corrientes, ahorro y nómina

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/3″][vc_empty_space][vc_single_image image=»31513″ img_size=»400×300″][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

Cuentas corrientes

Estas, son las “normales”, las cuentas corrientes no suelen ofrecer ningún tipo de rentabilidad y podría decirse que son el producto financiero más extendido del sector financiero.
¿Qué tenemos que mirar antes de contratar una? Las cuentas corrientes suelen ser fáciles de entender y cuentas con pocos puntos en los que debemos de centrar especial atención. Estos puntos son las comisiones de apertura y mantenimiento así como si ofrecen productos asociados gratuitos como transferencias y tarjetas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

Cuentas nómina

Estas cuentas nos dan la posibilidad de llevar nuestros ingresos mensualmente, y al hacerlo nos dan ventajas. Cuando vamos a contratar este tipo de producto debemos de tener en cuenta las condiciones de permanencia. Existen entidades que ofrecen este producto sin periodo de permanencia. Lo normal es que si entre sus ventajas aparecen regalos físicos, las entidades nos obligarán a permanecer en la entidad un periodo mínimo.
Es interesante comparar distintas ofertas antes de elegir una entidad, ya que para sacarle el máximo provecho a las ventajas ofrecidas hace falta planificación conociendo los establecimientos en los cuales obtenemos descuentos y los seguros y coberturas que nos ofrecen y ajustarlos a nuestras necesidades reales.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_empty_space height=»40px»][vc_single_image image=»31516″ img_size=»400×300″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/3″][vc_empty_space height=»50px»][vc_single_image image=»31517″ img_size=»400×300″][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

Cuentas ahorro

Son aquellas que ofrecen una remuneración por nuestros fondos. Antes de solicitarlas debemos comprobar que los intereses que ofrece la cuenta son competitivos y hay que tener cuidado con las comisiones de mantenimiento y descubierto. Este tipo de producto suele ofrecer unos intereses altos durante el primer año y luego bajan a una tasa menos interesante cumplidos los primeros 12 meses. También hay que tener cuidado con las condiciones relativas al capital máximo del que nos ofrecerán rentabilidad y los plazos.
Cabe destacar la principal diferencia entre depósitos y cuentas de ahorro: Los depósitos imponen la obligación de dejar el dinero inmóvil durante la duración del contrato, cobrándonos una comisión si deseamos disponer del dinero antes del vencimiento del mismo. Las cuentas ahorro no cuentan con esta condición, podemos disponer del capital libremente.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»10px»][vc_column_text]

Estos Posts podrían interesarte:

[/vc_column_text][gem_news post_types=»post,thegem_news» style=»3x» post_per_page=»3″ post_pagination=»more» hide_date=»1″ hide_author=»1″ hide_comments=»1″ hide_likes=»1″ button_corner=»25″ button_icon_pack=»elegant»][/vc_column][/vc_row]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *