Águila Cabeza Fábula

Fábulas del águila

Dos caras de una misma moneda

Hoy te traigo dos fábulas sobre la importancia de conocer nuestras posibilidades y nuestros límites. Para no desaprovechar nuestro potencial ni tomar decisiones apresuradas.

Un águila venida a menos

Un día un granjero se encontró un huevo de águila recién caído del nido. En un intento por salvar la vida del huevo el granjero decidió introducirlo en su gallinero. Desde que el huevo eclosionó el polluelo de águila vivió como una gallina, haciendo todo como el resto sus compañeras. Una mañana, vio como un ave majestuosa sobrevolaba la granja, fascinado le preguntó a una de sus compañeras qué era ese animal tan majestuoso. «Es un águila» – le contestó – «Pero no pierdas el tiempo soñando, nosotras nunca seremos como ella.» Fue así como el águila vivió hasta el último de sus día como una gallina ajena a su potencial.

Un cuervo venido a más

Una tarde de verano se encontraba un cuervo cansado de recoger migajas del suelo durante todo el día. Mientras se encontraba perdido en sus pensamientos observó como un águila caía en picado sobre un cabritillo y se lo llevaba volando para comérselo en un lugar más tranquilo. Al ver esta situación el cuervo decidió coger altura y lanzarse en picado sobre la primera oveja que vio con la intención de imitar al águila. Pero debido al tamaño de esta y su falta de experiencia quedó enredado en las lanas de su «presa», cuanto más intentaba liberarse peor se enredaba. Poco después apareció el pastor para recoger el rebaño y al encontrarse al cuervo decidió llevarlo a su casa para que sirviera de mascota para sus hijos. Para lo cual le cortó la punta de las alas.

Moraleja

Hay que ser conscientes de nuestro potencial. Es una lástima vivir como una gallina si tienes potencial para ser libre como un águila. Pero hay que tener cuidado de no precipitarnos a tomar decisiones poco realistas. Es por esto que siempre os recordamos que hay que tener claro como vamos a devolver las cantidades que prestamos, para evitar que las deudas nos corten nuestra capacidad de volar. Si necesitas capital para hacer realidad tus sueños, puedes conseguirlo en nuestra página de préstamos recomendados

3 comentarios en “Fábulas del águila”

  1. JORGE RAMON GUEVARA

    Mira bien. ..el camino por donde fueron
    los que triunfaron. ..
    Pero , analiza y compara , las circunstancias de los tiempos…
    Jorge (en el camino)

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *