Buenos consejos y cómo hacer un presupuesto - House of Banks

Buenos consejos y cómo hacer un presupuesto

Si nunca has elaborado un presupuesto puede ser un poco difícil, pero ¡no te preocupes! Por medio de esta entrada de blog voy a contarte cómo hacer un presupuesto y, además de esto, te contaré sobre algunas de las ventajas de hacer un presupuesto.

Un presupuesto es una herramienta de tomar (o retomar) el control de tu economía particular, algo que siempre es bueno, ya que todo será más fácil si se tiene control de su propia economía. Un ejemplo es que sea más fácil ser aprobado por un préstamo en el futuro si tienes una idea general de tu economía, es decir todo será más fácil (económicamente) si has pagado tus facturas y otros gastos fijos a tiempo.

Buenos consejos de hacer un presupuesto

No dos presupuestos son iguales, ya que cada uno depende de la situación de cada persona. Sin embargo, existen algunos consejos que se aplican a la mayoría de los presupuestos cuando se trata de la economía particular:

  • Sea conservador – Cuando estás haciendo un presupuesto es buena idea presupuestar con gastos un poquito más altos de lo que esperas que sean en realidad. Si hagas esto es posible acabas con un excedente y esto será mejor que acabar con un déficit.

  • Sea lo más específico posible – Si eres específico cuando realizas asientos en el presupuesto, tendrás una mejor idea general de tu economía particular, ya que puedes ver dónde desaparece tu dinero, es decir, puedes ver qué asientos económicos son los más grandes.

  • Echa un vistazo a tu consumo – La mejor manera de tener una idea general de tu economía particular es observar tu consumo para saber a lo que gastas tu dinero – no basta hacer el presupuesto a base de lo que crees que puedes recordar. Cuando estés haciendo tu presupuesto, es importante que incluyas todos tus gastos, incluidos los que solo se pagan una o dos veces al año, por ejemplo, los seguro.

  • Ahorra donde puedes – Es lógico que tengas que ahorrar para mejorar tu economía, sin embargo, hay algunas cosas que no recomendamos que reduzcas tales como los seguros. Siempre recomendamos que tienes los seguros necesarios, ya que casi siempre se puede reducir sus gastos de otras maneras.

  • Decídete y hazlo – Cada persona es diferente y cada persona vive como quiere. Por lo tanto, si tienes seguros que se pagan cada seis meses, algunas personas prefieren reservar una cantidad cada mes para hacer frente al pago del seguro, mientras que otra gente prefiere pagar todo de una vez tener y menos fondos disponibles durante el mes cuando se tiene que pagar el seguro. Una solución no es mejor que la otra, lo importante es que decides cómo quieras hacerlo y que realmente sigas adelante con tu decisión.

Pon al día tu presupuesto

Como mencionado antes, cada persona está experimentando situaciones diferentes y, por lo tanto, es difícil decir con qué frecuencia se debe actualizar su presupuesto. Sin embargo, una regla empírica puede ser que tu presupuesto se revise cada seis meses para garantizar que todos tus ingresos y gastos estén actualizados.

Sin embargo, hay ciertos períodos durante la vida cuando es buena idea revisar su presupuesto un poco más frecuente. Un ejemplo puede ser si eres estudiante, ya que la vida de un estudiante trae períodos de alto consumo y períodos de menos consumo. Un período de alto consumo puede ser cuando tienes que comprar libros, y quizá otras cosas, para tu estudio. Otro ejemplo puede ser períodos cuando sales mucho con tus amigos.

Además, se puede usar un presupuesto para “predecir” su economía, es decir, se puede usar su presupuesto para decidir si su economía particular será lo suficientemente fuerte como para soportar el tamaño de un mayor cambio de la vida, por ejemplo, si desea mudarse o independizarse.

Teoría frente a realidad

A pesar de todo, tienes que recordar que un presupuesto es una descripción teorética de tu economía, es decir, es necesario revisarlo de vez en cuando para que tus ingresos y tus gastos siempre están al día, porque si estas informaciones no están al día no vale nada tu presupuesto.

Tu presupuesto puede progresar en dirección negativa si ocurre algo imprevisto o si has faltado incluir uno o más gastos. Si te encuentres en una situación así, el presupuesto no corresponde a tu consumo y, de esta manera, no vale mucho, ya que no muestre realmente el estado de tu economía.

Otra ventaja de revisar tu presupuesto de vez en cuando es que puedes darte cuenta de si tu consumo excede tus ingresos y si ves esto a tiempo, podrás manejar la situación y solucionarlo.

Consulta tu presupuesto antes de solicitar un préstamo

A veces puede ser necesario contratar un préstamo, sin embargo tienes que estar seguro que puedes estar a flote económicamente antes que solicitar el préstamo, ya si tu economía no puede soportar el tamaño del préstamo puede salir bastante costoso.

Un presupuesto te ayuda tener una idea general del estado de tu economía y si siempre pones al día toda la información de tu presupuesto será más fácil tener control de ello y saber si estás económicamente capaz de manejar un préstamo.

Escribir un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest